Condiciones del Contrato de Transporte

Primera.- Para los efectos del presente contrato de transporte se denomina “Porteador” al transportista y “Remitente” al usuario que contrate el servicio.

Segunda.- El “Remitente” es responsable de que la información proporcionada al “Porteador” sea veraz y que la documentación que entregue para efectos del transporte sea la correcta.

Tercera.- El “Remitente” debe declarar al “Porteador” el tipo de mercancía o efectos de que se trate, peso, medidas, y/o número de la carga que entrega para su transporte y, en su caso el valor de la misma.

Cuarta.- Para efectos del transporte, El “Remitente” deberá entregar al “Porteador” los documentos que las leyes y los reglamentos exijan para llevar a cabo el servicio, en caso de no cumplirse con estos requisitos el “Porteador” está obligado a rehusar el transporte de las mercancías.

Quinta.- Si por sospecha de falsedad en la declaración del contenido de un bulto el “Porteador” deseare proceder a su reconocimiento, podrá hacerlo ante testigos y con asistencia del “Remitente” o del consignatario. Si este último no concurriere, se solicitará la presencia de un inspector de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, y se levantará el acta correspondiente.
El porteador tendrá en todo caso la obligación de dejar los bultos en el estado en que se encontraban antes del reconocimiento.

Sexta.- El “Porteador” deberá recoger y entregar la carga precisamente en los domicilios que señale el “Remitente” ajustándose a los términos y condiciones convenidos.
El “Porteador” solo está obligado a llevar la carga al domicilio del consignatario para su entrega una sola vez. Si esta no fuere recibida, se dejara aviso de que la mercancía queda a disposición del interesado en las bodegas que indique el “Portador”.

 

Séptima.- Si la carga no fuere retirada dentro de los 30 días siguientes a aquel en que hubiere sido puesta a disposición del consignatario del “Porteador” podrá solicitar la venta en pública subasta con arreglo a lo que dispone el Código de Comercio.

Octava.- El “Porteador” y el “Remitente” negociarán libremente el precio del servicio tomando en cuenta su tipo, característica de los embarques, volúmenes, regularidad, clase de carga y sistema de pago.

Novena.- Si el “Remitente” desea que el “Porteador” asuma la responsabilidad por el valor de las mercancías o efectos que él declare y que cubra toda clase de riesgos, inclusive derivados de caso, fortuito o de fuerza mayor, las partes deberán convenir un cargo adicional, equivalente al valor de la prima del seguro que se contrate, el cual deberá expresar en la carta de porte.

Décima.- Cuando el importe del flete no incluya el cargo adicional, la responsabilidad del “Porteador” queda expresamente limitada a la cantidad equivalente a 15 días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal por tonelada cuando se trate de embarques cuyo peso sea mayor de 200 Kg pero menor de 1000 Kg y a 4 día de salario mínimo por remesa cuando se trate de embarques con peso hasta de 200 Kg.

Décima Primera.- El precio del transporte deberá pagarse en origen, salvo convenido entre las partes de pago en destino. Cuando el transporte se hubiere concertado ”Flete por cobrar”, la entrega de las mercancías se hará contra el pago del flete y el “Porteador” tendrá derecho a retenerlos mientras no se les cubra el precio convenido.

Décima Segunda.- Si al momento de la entrega resultare algún faltante o avería, el consignatario deberá hacerla constar en ese acto dentro de las 24 horas siguientes.

Décima Tercera.- El “Porteador” queda eximido de la obligación de recibir mercancías o efectos para su transporte, en los siguientes casos. a) Cuando se trate de carga que por su naturaleza, peso, volumen embalaje defectuoso o cualquier otra circunstancia no pueda transportarse sin destruirse o sin causar daño a los demás artículos o al material rodante, salvo de la empresa e que se trate tenga el equipo adecuado. b) Las mercancías cuyo transporte haya sido prohibido por disposiciones legales o reglamentarias. Cuando tales disposiciones no prohíban precisamente el transporte de determinadas mercancías, pero si ordenen la presentación de ciertos documentos para que puedan ser transportados, el “Remitente” estará obligado a entregar al “Porteador” los documentos correspondientes.

Décima Cuarta.- EL "Remitente" está de acuerdo en que para el caso de que se contrate carro por entero, será responsable en forma solidaria con el "Porteador" de que la carga y el vehículo que la transporta, cumplan con el pedo y las dimensiones establecidas en el reglamento sobre peso, dimensiones y capacidad de los vehículos de auto transporte que transitan en los caminos y puentes de jurisdicción federal, previsto en el artículo 10 de dicha norma. En tal evento el usuario declarará el peso de su carga en la Carta de Porte y el auto transportista anexará a está una constancia de peso y dimensiones en las que se diga la capacidad de carga útil del vehículo.

Décima Quinta.- Los casos no previstos en las presentes condiciones y las quejas derivadas de su aplicación se someterán por la vía administrativa a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.